Montevetrano – Campania

La Campania es la zona al suroeste de Nápoles, una zona de tradición vinícola milenaria con variedades autóctonas interesantísimas, como la Aglianico (tinta) y la Fiano de Avellino (blanca).

Si hay una bodega que revolucionó la zona, fue Montevetrano. Y fue una revolución porque la dueña de la Azienda (Silvia Imparato) era (y es) íntima amiga de uno de los mejores enólogos de Italia llamado Riccardo Cotarella. Tanto Silvia como Riccardo son grandes amantes de los vinos de Burdeos y el resultado fue el primer Super-Campano (perdón por el término, a semejanza de Super-Toscano), plantando Merlot y Cabernet en la Campania. El caso es que eso, que es una atrocidad desde el punto de vista de los que amamos las variedades autóctonas, funcionó de maravilla y la crítica ensalzó el vino convirtiéndolo en un clásico aun cuando la primera añada fue 1991. Es de los pocos vinos que ha cosechado Tres Bichieri en la guía de la Gambero Rosso en casi todas las añadas (todas desde la añada 1995), algo al alcance de muy pocos.

La Azienda Agricola Montevetrano fue originalmente una propiedad de la dinastía de los Borbones, que en los años 40 fue adquirida por la familia Imparato para producir fruta, frutos secos, aceite y vino para uso familiar. Es en 1985 cuando se plantan dos hectáreas de terreno con Aglianico (la uva del Taurasi), Cabernet Sauvignon y Merlot y en 1991 cuando el dúo formado por Silvia Imparato (propietaria) y Riccardo Cotarella dan lugar al primer Montevetrano.

La propiedad vinícola cuenta con cinco hectáreas plantadas fundamentalmente con las variedades arriba citadas aunque la filosofía imperante en la actualidad en la bodega es la de dar cada vez más importancia a la Aglianico, la variedad local y más difícil de cultivar por ser la de maduración más tardía. Normalmente en Montevetrano se vendimia la Merlot y luego la Cabernet Sauvignon, a finales de septiembre, quedando la Aglianico para la primera quincena de octubre.

A la vendimia le sigue una fermentación tradicional en acero inoxidable, con una maceración de unos 15 días, a la que sigue una maduración en barrica nueva durante 10 ó 12 meses.

El resultado es un vino que muestra la complejidad del terroir, marcado por un clima mediterráneo con la frescura que aporta la proximidad al mar. Se trata de un vino elegante y sedoso, marcado por la fruta negra, las cerezas y la concentración que aportan los minúsculos rendimientos obtenidos.

 

VINOS IMPORTADOS POR COALLA/IMPORT

Montevetrano
El vino que renovó vinícolamente la Campania hace quince años está ahora presente en nuestro catálogo. Cabernet Sauvignon, Merlot y Aglianico en un vino que es pura fruta negra, violetas, cereza, una acidez refrescante en un vino que busca la elegancia por encima de la potencia. Un icono para la crítica italiana y con capacidad de guarda.

 

Comments are closed